side-area-logo

Desarrollo de aplicaciones Barcelona: aspectos legales que no puedes ignorar

Desarrollo de aplicaciones Barcelona: aspectos legales que no puedes ignorar

En el mercado tan emergente del desarrollo de aplicaciones todavía hay muchas carencias y vacíos de legalidad por parte de usuarios y desarrolladores y esto, en la mayoría de casos, se debe al desconocimiento.

Desarrollo de aplicaciones Barcelona: aspectos legales que no puedes ignorar
Desarrollo de aplicaciones: aspectos legales que no puedes ignorar

Conocer los aspectos legales no solo nos puede evitar futuras repercusiones, sino que nos ayuda a proteger nuestra app y nuestro trabajo como programadores. Así que hoy, desde Infinity Source, vamos a sacar a la luz todo lo que es imprescindible saber sobre temas de derechos de autor, licencias de uso, privacidad… en el sector de las aplicaciones móviles. ¿Preparado para tomar nota?

1. Funcionalidades lícitas

Lo que no está permitido legalmente en el marketing tradicional o en las campañas offline, tampoco lo está en las aplicaciones. Ese es un aspecto que debemos tener muy en cuenta a la hora de desarrollar apps asegurándonos, antes de empezar el proyecto, que las funcionalidades que vayamos a ofrecer sean lícitas. Por ejemplo, no deberían estimular un estilo de vida poco saludable, fomentar el consumo excesivo de alcohol u otras sustancias…

2. Derechos propios y de terceros

Cuando desarrollamos una app contamos con diferentes recursos como librerías de programación, base de datos, elementos gráficos, sonidos y textos, cada uno con sus respectivas licencias de uso. No podemos olvidar, por lo tanto, leer todas y cada una de las condiciones para evitar problemas, ya que algunos contenidos podrían tener licencia copyleft, es decir, que excluyen el uso comercial y, por lo tanto, no podemos utilizarlos para nuestra app. Además, una vez hayamos finalizado el desarrollo de la app, debemos acordarnos de proteger el contenido con derechos propios para evitar posibles plagios.

3. Menores de 14 años

Si la aplicación que hemos desarrollado está dirigida a menores de 14 años, debemos tener mucho cuidado con todas las obligaciones legales en materia de consumidores e usuarios, derechos de imagen y protección de datos que suelen afectar a este tipo de target. Cualquier error en ese sentido podría causarnos problemas legales y también de reputación por mala gestión.

4. Privacidad y geolocalización

Si para el uso de nuestra app pedimos datos personales a los usuarios, debemos ofrecerles la posibilidad de configurar su privacidad y añadir todas las cláusulas informativas pertinentes. Además, si la app cuenta con servicio de geolocalización, es nuestra obligación pedir permiso explícito a los usuarios para poder acceder a los datos de su ubicación.

5. Licencia de uso y condiciones

Antes de poder hacer uso de una app, es imprescindible que los usuarios acepten unas condiciones legales que, por lo tanto, como desarrolladores tenemos la obligación de elaborar y publicar junto a las licencias de uso. Así que, antes de todo, es muy importante que conozcamos bien la normativa y legislación vigente ya que adecuarnos a ella nos permitirá eximirnos de cualquier responsabilidad en caso de que se nos reclame algo por un mal uso de la aplicación.

No tengamos prisa, sino que dediquemos todo el tiempo necesario para redactar unas buenas condiciones y evitar problemas futuros.

6. Información y permisos

Hay casos en los que una app necesita acceder a los contactos de agenda o contenidos del móvil de los usuarios por temas de pagos, cesión de datos o instalación de cookies. Sobre cada una de estas acciones los usuarios han de ser informados de forma clara y explicita antes de la instalación de la app, y es necesario que acepten la solicitud de permisos de acceso para que estos sean válidos.

Por otro lado, debemos ofrecer la oportunidad a los usuarios de poder cambiar de opinión o modificar la configuración de su cuenta una vez instalada la app.

7. Condiciones de los markets de aplicaciones móviles

Los markets de apps son los que al final, a pesar de todos nuestros esfuerzos, mandan sobre la publicación y comercialización de nuestra app y suelen poner condiciones bastante estrictas, así que debemos asegurarnos de cumplir siempre lo que piden. Aspectos como las comisiones que se deben pagar por el e-commerce desde la app o los contenidos prohibidos, los avisos específicos, las condiciones técnicas… deben ser estudiados detalladamente y con suficiente antelación para evitar problemas en el momento en el que hayamos terminado el desarrollo y queramos publicar y empezar a vender nuestra aplicación.

Pero no basta con hacer este trabajo previo de investigación y optimización, sino que debemos tener en cuenta que los markets podrían cambiar sus condiciones en un segundo momento tras la publicación y que, por lo tanto, nuestra app ya no esté disponible para usuarios nuevos. Así que más conveniente es desarrollar la aplicación de forma que cualquier modificación necesaria para adaptarse a nuevas condiciones no sea demasiado compleja de implementar.

8. Política de cookies

Informar sobre la política de cookies y pedir la aceptación de la misma no solo es importante en páginas web sino también en dispositivos móviles a la hora de descargar apps. Qué son las cookies, su finalidad, quién las instala y cómo rechazarlas son datos que forman parte de la información básica que debe mostrarse al usuario mediante un aviso.

Este breve texto debe además redirigir al usuario a la información completa con todos los aspectos que exige la ley de política de cookies.

9. Informar al usuario

Los usuarios tienen derecho a estar informados acerca de los aspectos marcados por la ley. Habitualmente esta información se publica en un
apartado de “Quiénes somos” e incluye datos sobre los creadores de la aplicación como el nombre y dominio de la empresa, los datos del Registro Mercantil, el NIF, la adhesión a códigos de conducta…

10. Publicidad

Si nuestra aplicación es gratuita y queremos monetizar de alguna manera una técnica muy usada es la introducción de publicidad en la misma. Es una actividad totalmente lícita, siempre y cuando los anuncios que aparezcan en nuestra app puedan ser identificados como tales. Cuanto más explícitos seamos, más evitaremos cualquier problema legal.

Aunque todos estos aspectos legales de los que acabamos de hablar puedan asustar especialmente a los desarrolladores novatos, en realidad son requerimientos muy sencillos de cumplir siempre y cuando estemos bien informados y nos preocupemos de cumplirlos con suficiente antelación. Cualquier descuido en ese sentido podría provocar retrasos en el lanzamiento, tener que hacer modificaciones de última hora y añadir costes que no estaban previstos inicialmente.

Así que ya sabes, si estás a punto de empezar un nuevo proyecto y no quieres dejarte ningún detalle importante, desde Infinity Source, profesionales en desarrollo de aplicaciones en Barcelona, te ofrecemos nuestro asesoramiento. ¿Nos cuentas tus ideas?

Comments
Share
Infinity